Santiago Reyes y su misión educativa en la Cárcel de Mujeres

Viernes 23 de noviembre de 2018

Desde 2006, el Liceo Santa Eufrasia comenzó a impartir clases de enseñanza media. Por ese entonces, se conformó un equipo de profesionales de distintas asignaturas para ser parte de este proyecto. Fue en ese momento, que Santiago Reyes se sumó para colaborar y aportar con las mujeres que se encuentran privadas de libertad.

Este profesor por vocación y Biólogo de profesión, de 54 años, que a lo largo de su vida a estado rodeado de docentes, su madre lo es y su esposa también, valora poder compartir con ellas para entregarles conocimiento, pero también una nueva forma de mirar el mundo.

 

“Tenemos que ser muy acogedores y es muy satisfactorio para uno ver como una persona que el ambiente la ha maltratado comienza a cambiar en sus conductas siendo más dóciles y tranquilas”, aseguró el alumno del Programa de Pedagogía Media que imparte la Facultad de Educación de la UANDES.

El Liceo Santa Eufrasia es municipalizado y depende de la comuna de San Joaquín. Funciona al interior del Centro Penitenciario y hoy tiene a 392 alumnas que participan de clases desde Primero Básico a Cuarto Medio, en la modalidad de adultos. Además, sus alumnas tienen la posibilidad de participar en otras actividades tales como talleres de repostería, corte y confección, jardinería, entre otros.

Santiago Reyes, valora la experiencia de adquirir los conocimientos necesarios gracias al Programa de Pedagogía Media, para poder aportar a la formación de las internas. Además, destaca la posibilidad de compartir con quienes muchas veces son olvidadas socialmente, y destaca como a ellas les beneficia este tipo de iniciativas.

 

“Al principio cuesta que ellas se relacionen con uno, se presentan agresivas y de mal humor, pero a medida que va pasando el tiempo uno pasa a ser formador, asesor, compañero y te comienzan a contar sus historias de vida, te piden consejos ayuda y van cambiando su manera de actuar”.